Nutrición deportiva

Son muchas las personas que practican deporte, pero el deporte no consiste sólo en practicarlo. Consiste en optimizar todos los compartimentos corporales, para que durante la práctica deportiva obtengamos los mejores resultados posibles.

Lo positivo de la nutrición deportiva es que se va modulando según las necesidades del paciente, según el tipo de prueba, según el tiempo y en función de todos esos factores se elabora una pauta dietética con el  objetivo de mejorar marcas personales.

En este sentido, la heterogenicidad de las disciplinas deportivas es tal, que habitualmente se requiere una adecuación tanto a nivel de alimentos como a nivel de hidratación.

 

Aspectos nutricionales

El diseño de menús para personas que practican deporte requiere considerar ciertos aspectos nutricionales para satisfacer las necesidades energéticas y promover un rendimiento óptimo. Aquí hay algunas pautas generales a tener en cuenta al diseñar menús para deportistas:

  1. Suficiente energía: Los deportistas necesitan consumir suficientes calorías para cubrir los requerimientos energéticos aumentados debido a la actividad física. Esto implica incluir porciones adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasas saludables en cada comida para garantizar un aporte calórico adecuado.
  2. Hidratación adecuada: La hidratación es fundamental para el rendimiento deportivo. Se recomienda beber líquidos antes, durante y después del ejercicio, y la elección de las bebidas debe estar orientada a reponer los electrolitos perdidos durante la actividad física.
  3. Carbohidratos: Los carbohidratos son la principal fuente de energía para los deportistas. Se recomienda incluir carbohidratos complejos en cada comida, como cereales integrales, arroz, pasta, pan integral, legumbres y frutas. Estos alimentos proporcionan energía sostenida y liberación lenta de glucosa.
  4. Proteínas: Las proteínas son esenciales para la recuperación muscular y la síntesis de tejido. Se deben incluir fuentes de proteínas magras en cada comida, como carnes magras, pescado, huevos, lácteos bajos en grasa, legumbres y tofu.
  5. Grasas saludables: Las grasas también son una fuente importante de energía y ayudan en la absorción de vitaminas liposolubles. Se deben preferir grasas saludables como aceite de oliva, aguacate, frutos secos y pescados grasos, evitando las grasas saturadas y las grasas trans.
  6. Vitaminas y minerales: Una dieta equilibrada para deportistas debe incluir una variedad de frutas y verduras para garantizar la ingesta adecuada de vitaminas y minerales, que son importantes para el funcionamiento óptimo del organismo y la recuperación muscular.

Es importante tener en cuenta que las necesidades nutricionales pueden variar según el tipo de deporte, la intensidad y la duración del ejercicio, así como las características individuales de cada persona. En el centro de nutrición moderna de Las Palmas de Gran Canaria, adaptamos los menús a las necesidades específicas de cada deportista.

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.