Nutricion para la gastritis

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es una afección médica que se caracteriza por la inflamación del revestimiento interno del estómago. Es un problema común que puede afectar a personas de todas las edades y puede ser aguda o crónica. La inflamación en la gastritis puede ser causada por diversos factores, como infecciones bacterianas, el consumo excesivo de alcohol, el uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), el estrés crónico y trastornos autoinmunes.

Los síntomas más comunes de la gastritis incluyen dolor o malestar abdominal, sensación de ardor en el estómago, náuseas, vómitos, pérdida de apetito e indigestión. En algunos casos, también puede haber sangrado en el revestimiento del estómago, lo que puede llevar a vómitos con sangre o heces oscuras y alquitranadas.

El diagnóstico de la gastritis generalmente se realiza mediante una combinación de historia clínica, examen físico y pruebas diagnósticas, como análisis de sangre, endoscopia y pruebas para detectar la bacteria Helicobacter pylori.

El tratamiento de la gastritis depende de la causa subyacente y puede incluir cambios en la dieta, medicamentos para reducir la producción de ácido estomacal, medicamentos para tratar la infección bacteriana y medidas para reducir el estrés. Es importante buscar atención médica si se experimentan síntomas de gastritis, ya que el tratamiento oportuno puede ayudar a aliviar los síntomas y prevenir complicaciones a largo plazo.

 

Tu dieta un aliado para la gastritis

Cuando se trata de la dieta para la gastritis, el objetivo principal es reducir la inflamación del revestimiento del estómago y evitar alimentos que puedan aumentar la acidez estomacal o irritar la mucosa gástrica. Aquí tienes algunas pautas generales para seguir una dieta adecuada para la gastritis:

  1. Alimentos blandos: Opta por alimentos suaves y de fácil digestión, como sopas suaves, purés, yogur natural sin azúcar, compotas de frutas y huevos cocidos.
  2. Evita alimentos irritantes: Limita o evita el consumo de alimentos que pueden aumentar la acidez estomacal, como alimentos picantes, fritos, grasosos, cafeína, alcohol, refrescos carbonatados y alimentos procesados o ricos en grasas saturadas.
  3. Fibra soluble: La fibra soluble puede ser beneficiosa para la gastritis. Incluye alimentos como avena, arroz integral, manzanas, plátanos, zanahorias y papas en tu dieta.
  4. Alimentos ricos en flavonoides: Los flavonoides tienen propiedades antiinflamatorias. Puedes incluir alimentos como arándanos, fresas, cerezas, brócoli y espinacas en tu dieta.
  5. Pequeñas comidas frecuentes: En lugar de comer grandes comidas, intenta hacer comidas más pequeñas y frecuentes a lo largo del día. Esto puede ayudar a reducir la carga en el estómago y facilitar la digestión.
  6. Evita comer antes de acostarte: Trata de dejar pasar al menos 2-3 horas después de comer antes de ir a dormir. Esto permite que el estómago se vacíe adecuadamente y reduce el riesgo de reflujo ácido.

Cada persona puede tener tolerancias y sensibilidades alimentarias individuales, por lo que es importante prestar atención a cómo te sientes después de comer ciertos alimentos y ajustar tu dieta en consecuencia.

Es muy importante cuidar tu alimentación, en Centro de Alimentación Moderna, te asesoraremos y te crearemos una dieta específica para tu caso en particular. Así como te orientaremos y te haremos un seguimiento adaptado a tu situación particular.

PIDE TU CITA

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.